Posted on

¿Qué sucede cuando no nos hidratamos bien?

  1. No oxigenamos los órganos de forma correcta.
  2. El cuerpo se agota y perdemos niveles de fuerza y resistencia muscular.
  3. Perturbamos el correcto funcionamiento del organismo.
  4. Perdemos apetito.
  5. Notamos malestar corporal así como fatiga.
  6. Nos cuesta concentrarnos.
  7. Sufrimos somnolencia.
  8. Tenemos mayor riesgo de caídas.
  9. Somos más propensos a infecciones del tracto urinario.
  10. Aparecen enfermedades dentales.

Posted on

¿Por qué hidratar el cuerpo de forma correcta?

  1. Mantener la salud.
  2. Es muy importante sobre todo para quienes realizan una actividad física.
  3. Evitar lesiones.
  4. Para que las funciones vitales se realicen correctamente.
  5. Para no sufrir una deshidratación o golpe de calor.
  6. Evitar la retención de líquidos.
  7. Diluir mejor las sales minerales, que el cuerpo absorbe más fácilmente.
  8. Mejorar la circulación sanguínea.
  9. Proveer al cuerpo de los minerales y oligoelementos necesarios.
Posted on

El consumo del agua.

¿Cuánta agua tomar?
Si bien, todas las recomendaciones de salud y belleza incentivan tomar agua, ¿por qué es tan importante y cuánta cantidad debemos considerar al día?
Aunque es posible sobrevivir algunos días sin alimentos, no es posible hacerlo sin agua ya que posee funciones fisiológicas esenciales. Tampoco existen reservas en el cuerpo, por lo que las cantidades que se pierden especialmente en épocas de calor deben reponerse obligatoriamente para conservar la salud y eficiencia de nuestro organismo”, explica la doctora Cristina Olivos, nutrióloga de Clínica Las Condes.

¿Por qué es tan importante?
Desde un punto de vista fisiológico, es un componente indispensable de todos los tejidos corporales. Es esencial para los procesos fisiológicos de la digestión, absorción y eliminación de toxinas o de productos metabólicos no digeribles. Además, determina la composición y función del aparato circulatorio. Por otro lado, actúa como medio de transporte de gran parte de los nutrientes y contribuye a la regulación de la temperatura corporal.

¿Cuánta debemos tomar?
Las necesidades de líquido dependen del peso de la persona y de la etapa de vida de cada uno. La recomendación general diaria para un adulto es de 2 a 2,5 litros (basado en adulto promedio de 70 kilos, 15-20 ml/kg de peso), y en niños es de 1 a 1,5 litros (basado en aportes de 50-60 ml/kg de peso). De todas formas, se recomiendan aportes especiales en grupos específicos como deportistas, mujeres en etapa de lactancia, dietas hiperproteicas y enfermedades con riesgo de deshidratación fiebre, diarreas, vómitos. En estos casos es el médico tratante quien debe definir la ingesta total de líquidos para cada caso en particular.

¿Es posible tomar “demasiada agua”?
Es poco habitual que una persona sana pueda consumir una cantidad de líquido tan excesivo como para causar daño en su salud. Sin embargo, existen ciertos tipos de enfermedades que pueden presentar ingestas altas de líquidos (término médico conocido como “polidipsia”), como en los diabéticos descompensados. Además, existen patologías en donde el consumo total de líquidos normal para la gran mayoría de la población podría ser excesivo para la enfermedad de base que los afecta (insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal descompensada, insuficiencia hepática, entre otros). En ellos, un consumo mayor a lo recomendado por su médico tratante podría causar severas descompensaciones de estas enfermedades.

¿Son todas las aguas iguales?
Se denomina agua potable o agua de consumo humano al agua que puede ser consumida sin riesgo de contraer enfermedades. Es decir, agua que ha sido tratada según las normas de calidad locales e internacionales, que definen valores máximos y mínimos para el contenido en minerales, iones (cloruros, nitratos, nitritos, amonio, calcio, magnesio, fosfato, arsénico) y gérmenes patógenos.

Por otro lado, el agua potable tiene dos orígenes: aguas superficiales (ríos, lagos y embalses) y aguas subterráneas (pozos y fuentes). En ambos casos el agua aún no está completamente limpia para poder ser consumida. Para eliminar los contaminantes y los excesos de sales se añaden sustancias denominadas coagulantes que van a reaccionar en el agua, produciendo la separación de estas sales y partículas del total del agua. Además, se agregan desinfectantes para eliminar las bacterias y microorganismos, produciéndose un agua limpia, adecuada para el consumo, la cual debe ser incolora, inodora e insípida.

¿Cómo saber si estamos tomando suficiente?
En general, cuando la cantidad de líquido ingerido es equivalente a lo perdido, se alcanza un estado que se denomina “equilibrio hídrico”; es decir, se está ingiriendo la cantidad suficiente como para reponer las pérdidas. En la vida diaria, los ingresos de líquidos son a través de la ingesta de agua, el agua contenida en los alimentos y el agua producida en el metabolismo de los alimentos para transformase en energía. Por otro lado, las pérdidas ocurren a través de la orina y las heces (o deposiciones), la transpiración y la exhalación. Cuando el equilibrio hídrico antes señalado no se logra, la persona se expone a sufrir deshidratación, que se observa en los siguientes signos: disminución del volumen y frecuencia de orina; piel y mucosas secas; falta de apetito; sensación de fatiga; ausencia de lágrimas al llorar. En casos más severos se puede observar disminución de la sed, somnolencia y ojo hundidos.

Posted on

Alimentación e hidratación para una carrera.

Dr. Norman MacMillan Clínica Las Nieves

LA SEMANA PREVIA
La cantidad de glucógeno muscular almacenado puede ser incrementado si se manipula la alimentación y el entrenamiento durante la semana previa a un maratón.
La estrategia actualmente aceptada incluye una baja progresiva del volumen del entrenamiento a partir del lunes y un incremento progresivo en la ingesta de los carbohidratos, especialmente jueves, viernes y sábado, considerando un maratón el domingo.
Como se entrena menos, entre lunes y miércoles basta con mantener la alimentación habitual, lo que será? suficiente para generar un balance positivo de energía, evitando acumular tejido adiposo. Esto implica un aporte moderado de carbohidratos, dándole énfasis a la ración posterior al ejercicio. Tanto las proteínas como carnes, lácteos descremados o legumbres y las grasas, de preferencia vegetal, deben ingerirse en forma normal.
A partir del jueves, se recomienda un aporte masivo de carbohidratos. Con este periodo relativamente corto se logra repletar el cuerpo de glucógeno, con pocas posibilidades de engordar. De los tres días, el viernes es el de mayor ingesta y coincide habitualmente con la tallar nata que se organiza en los grandes maratones.
El sábado es un día crítico, donde un error alimentario puede condicionar molestias intestinales que deterioren el rendimiento durante la carrera, por lo que la experiencia individual es importante. En general, se recomiendan raciones livianas, manteniendo un aporte fundamental de carbohidratos pero enfatizando en los jugos de fruta y líquidos azucarados, moderando los carbohidratos sólidos, como pasta, arroz o papas para alivianar el intestino y prevenir molestias durante la carrera. Se recomienda además, especialmente en deportistas con un colon muy sensible, restringir la fibra (frutas, ensaladas) y las carnes rojas, para no llegar al domingo con el intestino demasiado sobrecargado de residuos.

EL DESAYUNO
Con la sobrecarga de carbohidratos de los últimos días, el desayuno del domingo no necesita ser abundante. Esta ración debería aportar carbohidratos y ser baja en grasas, moderada en proteínas e ingerida unas 2 a 3 horas previas a la carrera, dependiendo de la tolerancia y la experiencia individual. Lácteos descremados, fruta, cereal y pan, pueden cumplir con estos requerimientos. Se recomienda además evitar alimentos demasiado azucarados, los que por acción de la insulina, condicionan al musculo a seguir utilizando en forma acelerada los carbohidratos, con el riesgo de un agotamiento precoz de las reservas.
La hidratación en las horas previas también debe guardar ciertas precauciones, ya que la ingesta de líquido excesiva acelerara la producción de orina, con los consecuentes trastornos durante la carrera. Se recomienda entonces ingerir una cantidad normal (unos 500cc) de líquido al despertar y detener la hidratación cuando falten unas dos horas para la partida.
Un truco útil para evitar la deshidratación de los primeros kilo? Metros es ingerir pocos minutos antes de la largada el máximo volumen tolerable (300 a 500cc) de un líquido como agua o isotónico. Este será? aprovechado para compensar las pérdidas por sudor del inicio de la competencia sin alcanzar a ser detectado por el riñón.

DURANTE LA CARRERA
Aunque se llegue con los niveles máximos, el glucógeno almacenado en los músculos y el hígado alcanza para algo más de 2 horas de carrera. Si no se ingieren carbohidratos durante el maratón la fatiga sobreviene entonces inevitablemente cerca de los 30km, fenómeno conocido como “chocar contra muralla” (el viejo del palo, los elefantes, etc.). Para prevenirlo, se recomienda ingerir unos 60 gramos de carbohidratos por hora de carrera, lo que contiene por ejemplo un sobre de gel y medio litro de líquido isotónico.

Posted on

Consejos para hidratar el cuerpo:

Para poder hidratar el cuerpo, es necesario consumir agua; pero también otros alimentos, como la fruta, la verdura o las bebidas, nos aportan el agua que necesitamos.

  1. Beber abundante agua. Ya hemos visto que el cuerpo humano está principalmente compuesto de agua, que pierde fácilmente con el sudor, la orina… Por ello tenemos que reponerla para mantenernos hidratados y en buena forma. La cantidad que deberíamos consumir de agua para el buen funcionamiento del organismo sería un mínimo de dos litros de agua diarios.
  2. Tomar variedad de bebidas: además de agua, beber infusiones, refrescos, zumos, lácteos, bebidas vegetales, etc. En la variedad está el gusto.
  3. Consumir alimentos con agua. Beber agua no es la única forma de hidratarnos. ¡También se bebe y se come! Podemos proveer agua a nuestro cuerpo a través de frutas y vegetales.
  4. Evitar el alcohol. Las bebidas alcohólicas causan deshidratación ya que tienen efecto diurético.
  5. Evitar la cafeína. También el consumo de café, té y refrescos puede resecar el organismo.
  6. Evitar la sal. A parte de provocar mucha sed, un exceso de sal puede provocar hipertensión y problemas cardíacos.
Posted on

El agua y nuestro cabello…

Algunas de las ventajas del agua para el cabello:

Enjuagar el cabello con agua fría, lo deja brillante y luminoso. El frío contrae cutículas del cabello, para hacer de los cables más suaves y más reflexivos. También evita la acumulación de suciedad en el cuero cabelludo y hace el cabello más fuerte.

Una ducha de agua dulce deja el cabello más manejable que bajo la presencia de sales minerales. Si tiene un suministro de agua dura en su casa, como casi en todo el territorio nacional, se recomienda instalar un filtro de agua para Ducha. Esto también evitará que el color del cabello sufra decoloración.
El filtro de agua para Ducha Dvigi, disponible en Hidratacion.cl tiene la particularidad de tener una vida útil de 12 meses, facilitando la mantención.

El agua con cloro y la sal puede hacer que el cabello se dañe. Para evitar esto, lave su cabello antes de darse un chapuzón en la piscina, o instale un filtro de agua para ducha. Los filamentos absorben agua limpia para que no absorba demasiada agua clorada. Después de la inmersión, la capa de pelo con el acondicionador dará una mayor protección.

El agua es casi ¼ del peso de un mechón de pelo, entonces, beber dos litros de agua cada día para conseguir un cabello brillante y saludable.

Nuestro cabello se nutre de ambiente rico en humedad, y el agua es una de las mejores maneras de saciar su sed. Al igual que nuestra piel, el cabello también necesita lubricación de adentro hacia afuera. La deshidratación tiene un impacto directo en el crecimiento del cabello. La falta de resultados de la humedad en el cabello seco y quebradizo. También puede dejar de crecer en el máximo ritmo si usted no bebe suficiente agua para satisfacer sus necesidades diarias. Las raíces de cabello son el medio por el cual el agua es transportada desde el cuerpo. Ellos absorben agua y proporcionar hidratación al resto del cabello.

Posted on

¿Qué contiene el agua potable?

Hay ciertos elemento que nos preocupan constantemente, y muchas veces no sabemos de qué se trata cada una de estas cosas, acá te contamos.

¿Qué es el pH del agua?

El pH es una de las pruebas más comunes para conocer parte de la calidad del agua. El pH indica la acidez o alcalinidad, en este caso de un líquido como es el agua, pero es en realidad una medida de la actividad del potencial de iones de hidrógeno (H +). Las mediciones de pH se ejecutan en una escala de 0 a 14, con 7.0 considerado neutro. Las soluciones con un pH inferior a 7.0 se consideran ácidos. Las soluciones con un pH por encima de 7.0, hasta 14.0 se consideran bases o alcalinos. Todos los organismos están sujetos a la cantidad de acidez del agua y funcionan mejor dentro de un rango determinado.

La fluoración del agua potable:

Consiste en la acción controlada de añadir un compuesto fluorado en el agua de abastecimiento público, con el fin de elevar sus niveles de flúor hasta una concentración óptima para prevenir la caries dental. Los efectos del flúor en el agua son dañinos y pueden producir enfermedades como cáncer, problemas de tiroides, enfermedades renales, obesidad y artritis, entre otras.

Arsénico:

El arsénico está presente especialmente en regiones con actividad volcánica.
Se encuentra en ciertos suelos de forma natural y puede disolverse o entrar en contacto con el agua que fluye cerca y que nosotros ingerimos.
Aunque el arsénico puede encontrarse en aguas superficiales, son las aguas subterráneas las que principalmente presentan contaminación con arsénico.
También puede darse por contaminación industrial o por el uso de pesticidas en granjas.
La ingestión de pequeñas cantidades de arsénico puede causar efectos crónicos por su acumulación en el organismo, como:

• Irritación de estómago e intestino.
• Disminución de la producción de glóbulos rojos y blanco.
• Irritación de los pulmones.
• Lesiones en la piel.
• Diabetes.
• Posibilidades de Cáncer (Piel, Pulmón, Riñones e Hígado).
• En exposiciones muy altas:
• Infertilidad y Aborto en mujeres
• Daño del Cerebro
• Problemas Cardiacos

Sarro (Agua Dura):

El agua dura es la concentración de minerales disueltos, en particular sales de calcio y de magnesio (aunque otros como el hierro, el estroncio y el magnesio también influyen en su endurecimiento, en menor medida).

El agua dura es la concentración de minerales disueltos, en particular sales de calcio y de magnesio (aunque otros como el hierro, el estroncio y el magnesio también influyen en su endurecimiento, en menor medida).

Un efecto indeseado del agua dura es que empeora las características de las bebidas o de los alimentos preparados con ella. Pese a esto y aunque se han hecho estudios que demuestran una ligera relación entre la dureza del agua y la proliferación de enfermedades cardiovasculares, lo cierto es que no existe consenso al respecto. De hecho la OMS considera que los datos actuales no son suficientes para emitir una recomendación general sobre el nivel de dureza adecuado para el agua de consumo humano.

Cloro:

¿Qué es el Cloro?
El cloro es un elemento natural; su símbolo es Cl, y 17 es el número atómico que lo identifica en la tabla periódica. Es una toxina muy peligrosa que tiene diversos usos, desde desinfectar y blanquear.
En pequeñas cantidades, las formas líquidas y de gas pueden ser venenosas. En su forma gaseosa, el cloro tiene un color verde pálido y un olor intenso que afecta la respiración. En su forma sólida, tiene un color amarillo verdoso. Es abundante en la naturaleza como ion de cloro que se encuentra en muchas de las sales de la Tierra. Muchos animales, incluyendo los humanos, necesitan cloro. Pero hay un límite en cuanto a lo que físicamente podemos tolerar.

¿Cómo estoy Expuesto al Cloro?
Incluso darse un baño prolongado aumenta el riesgo que una persona tiene para la exposición de cloro porque esta sustancia puede entrar al cuerpo por medio de la absorción de la piel, o por los ojos, la nariz y las orejas.

El cloro se ha usado por mucho tiempo para desinfectar nuestra agua potable porque controla el crecimiento de bacterias nocivas como son Ecoli y Giardia. Tiene que tener cuidado al bañarse o beber agua potable.

3 Exposiciones Comunes al Cloro:
• Absorción por la piel desde el agua y el aire.
• Beber y comer.
• Respirar las fumarolas que el cloro puede crear.

Posted on

¿Éstas deshidratado?

Averigua los pasos a seguir:


1) La deshidratación consisten fundamentalmente en una pérdida de líquido mayor a la cantidad que se ha ingerido debido a actividades físicas intensas o al exposición a altas temperaturas sin consumir líquido.


2) Nuestro cuerpo no está preparado para soportar demasiado tiempo sin líquido y al cabo de un par o tres días sin recibirlo podemos morir de deshidratación, de allí la importancia de no obviar su consumo en cantidades adecuadas (al menos 8 vasos al día).


3) Uno de los primeros síntomas de la deshidratación en las apatía y la fatiga junto con el evidente estado de sequedad en los labios y parte interna de la boca, como si toda la humedad de nuestro cuerpo hubiese desaparecido.


4) La piel se seca por completo y se evidencia fácilmente cualquier lesión, empieza a tener una apariencia escamada y delicada, los ojos pueden lucir también hundidos.


5) La posibilidad de producir lágrimas, sudor u orine queda anulada, pues estos procesos solo se dan cuando nuestro cuerpo tiene la suficiente cantidad de líquido.


6) La confusión y desorientación son otros de los síntomas de la deshidratación, ante este cuadro es necesario recurrir al médico.


7) Si tienes la oportunidad de auxiliar a una persona en estado de deshidratación es muy importante que recuerdes que no puedes administrar demasiada cantidad de líquido de una sola vez, debes ir poco a poco con pequeños sorbos, de lo contrario podrías desencadenar vómitos y mayor malestar.

Posted on

¿Cómo hidratar tu cuerpo?

Para poder hidratar el cuerpo, es necesario consumir agua; pero también otros alimentos, como la fruta, la verdura o las bebidas, nos aportan el agua que necesitamos.

  1. Beber abundante agua. Ya hemos visto que el cuerpo humano está principalmente compuesto de agua, que pierde fácilmente con el sudor, la orina… Por ello tenemos que reponerla para mantenernos hidratados y en buena forma. La cantidad que deberíamos consumir de agua para el buen funcionamiento del organismo sería un mínimo de dos litros de agua diarios.
  2. Tomar variedad de bebidas: además de agua, beber infusiones, refrescos, zumos, lácteos, bebidas vegetales, etc. En la variedad está el gusto.
  3. Consumir alimentos con agua. Beber agua no es la única forma de hidratarnos. ¡También se bebe y se come! Podemos proveer agua a nuestro cuerpo a través de frutas y vegetales.
  4. Evitar el alcohol. Las bebidas alcohólicas causan deshidratación ya que tienen efecto diurético.
  5. Evitar la cafeína. También el consumo de café, té y refrescos puede resecar el organismo.
  6. Evitar la sal. A parte de provocar mucha sed, un exceso de sal puede provocar hipertensión y problemas cardíacos.
Posted on

¿Qué métodos se emplean para purificar el agua?

Ósmosis Inversa.
La ósmosis inversa es una tecnología de purificación del agua que utiliza una membrana semipermeable para eliminar iones, moléculas y partículas más grandes en el agua potable. Los equipos de ósmosis inversa eliminan bacterias y otros microorganismos del agua. Gracias al sistema de microfiltros, el agua va traspasando las membranas que a consecuencia de la presión osmótica, acaban dejando aparte las sustancias de rechazo, mientras que el agua purificada y limpia sale por el grifo.

Desinfección / cloración.
El cloro es el desinfectante más usado para reducir o eliminar los microorganismos, tales como bacterias y virus, que pueden estar presentes en los suministros de agua. La adición de cloro para el agua potable ha reducido en gran medida el riesgo de enfermedades transmitidas por el agua, algunos responsables de enfermedades como la difteria, las fiebres tifoideas y el cólera. No obstante, es incapaz de destruir ciertos microorganismos parásitos patógenos. La cloración desinfecta el agua, pero no la purifica por completo.
Puede revisar nuestro sistemas de dosificación aquí
La dosificación según la OMS, la concentración de cloro libre en el agua tratada debe estar entre 0.2 y 0.5 mg/l (ppm).

Filtro de sedimentos.
La filtración en el proceso de purificación elimina los sedimentos sólidos suspendidos en el agua. Este filtro atrapa partículas relativamente grandes que pueden estar presentes en el agua como tierra, arena, limo y partículas de suciedad orgánica o inorgánica. Obviamente, es necesario comenzar nuestro proceso de purificación con este paso básico con el fin de eliminar estas partículas grandes que podrían ensuciar o obstruir los equipos utilizados en las etapas posteriores.
Los más comunes son los filtros de lecho profundo o multimedia que utilizan medios granulares como zeolita, arena sílica, antracita, filter ag entre otros para retener las partículas sólidas y es necesario hacer una limpieza de lecho mediante un retrolavado.

Carbón Activado.
Una vez que el agua pasa a través de los filtros mecánicos, posteriormente pasa al purificador de carbón activado granular. Erróneamente llamado filtro de carbón activado, porque en el sentido estricto, la palabra filtro se refiere al proceso mecánico de retener partículas suspendidas, en cambio el carbón activado hace un proceso conocido como adsorción química, dónde las materia orgánica se ardiere a la pared del carbón por una función química. En este etapa se elimina nos los pesticidas, plaguicidas y otros contaminantes orgánicos (especialmente orgánicos volátiles) además de eliminar el cloro añadido en la etapa 1, mediante una reacción química reductora.
El carbón también hace un trabajo excelente para eliminar los trihalometanos (THM). THM son una clase de sub-productos químicos que resultan de la interacción del cloro y la materia orgánica en descomposición. Estos productos químicos son cancerígenos, y los altos niveles han sido encontrados en los suministros de agua locales.
Estos equipos básicamente están diseñados para eliminar el sabor a cloro que se encuentra en el agua del grifo. Desafortunadamente, en el uso doméstico son a menudo descuidados y poco o nulo mantenimiento. Si el equipo no se cambia en el intervalo apropiado, la eficacia de la eliminación de cloro disminuye y los contaminantes que el carbón había retenido empiezan a descargarse de nuevo en el agua. Y, además, se han producido numerosos casos de contaminación bacteriana por la rica fuente de alimento biológico retenido.
Nuestra recomendación es hacer el cambio de la cama de carbón activado por lo menos cada año para evitar lo mencionado en el párrafo anterior.

Intercambio Iónico.
El paso siguiente en nuestro proceso de purificación es la eliminación de varios elementos que causan la dureza. Se refiere como el agua “dura” a la presencia de calcio y magnesio y que sobrepasa los niveles permisibles. Se utiliza un tanque que se llena con una resina de intercambio iónico, cargado negativamente. Las perlas sintéticas que sirven como base para que se lleve a cabo ese intercambio.
Cuando el agua pasa a través de la resina de intercambio iónico, los iones de dureza, que llevan una carga positiva fuerte, desplazan a los iones de sodio más débilmente cargadas. Los iones de dureza (calcio y magnesio) son así atrapados a través de la atracción electromagnética de las partículas de resina. Los lechos de intercambio iónico son entonces limpiados y regeneradas, a intervalos determinados en función del volumen de agua de forma automática. El proceso de regeneración implica inundar la cama con una solución salina (sodio) sobresaturada que barre de manera efectiva los iones de dureza dejando a la resina lista para el siguiente siclo de suavización del agua. La dureza no es un problema que afecte a la salud humana, pero causa problemas de incrustaciones en tuberías, membranas de ultrafiltración /ósmosis inversa y depósitos.

Pulidor o pre-filtro de 1 micra.
En este paso se coloca un filtro de cartucho desechable para atrapar partículas mayores a 1 micra que pueden ser perjudiciales a la ósmosis inversa, además de retener partículas de la resina de intercambio iónico de la etapa anterior.

Plata Coloidal.
La plata en estado coloidal esteriliza el agua al entrar en contacto, siendo muy efectiva en la eliminación de bacterias y micro organizmos. No es aplicable bajo presión, por eso, se emplea en filtros de decantación y en recipientes de almacenaje.